Caldera de gasoil

La Caldera de Gasoil

Sin categoría

Las calderas son los equipos más utilizados a la hora de equipar sistemas de calefacción. La finalidad principal es producir calor por medio de un proceso de transformación de los combustibles en energía. El calor producido se utiliza para calentar un fluido que puede ser agua o aire. Entonces, este fluido se pone en circulación por el sistema de distribución del sistema de calefacción, con el fin de provocar el calentamiento de estancias y espacios.

El principio de funcionamiento general se resume en:

  1. El combustible, o gasoil, se inyecta en la cámara de combustión. Este es consumido para provocar calor, que es utilizado al mismo tiempo en el sistema de intercambio para transmitirse al fluido en cuestión.
  2. El fluido caliente se transporta por el circuito ideado para transmitir esa energía al sistema de calefacción. El calor será portado a los radiadores que, a su vez, calentarán el aire de la estancia.

El funcionamiento de la caldera está estrechamente relacionado con el tipo de combustible utilizado. Se suele distinguir entre combustibles sólidos (biomasa) como leña o pellets y combustibles líquidos cómo el diesel o el gas licuado.

Cómo funciona una caldera de gasoil

Las calderas de gasoil están dentro de las que utilizan combustibles líquidos. Se utiliza el gasoil para obtener calor a partir de su combustión, ya que se trata de un material muy inflamable cuándo se encuentra en estado líquido. Este líquido es pulverizado para provocar la mezcla con el aire que permite una combustión mucho más eficiente. Esta explosión provoca el calor que se transmitirá al intercambiador que es la parte que se encarga de calentar el fluido utilizado en el sistema de calefacción.

El panel de control es el “cerebro digital” del equipo, desde dónde se controla la potencia y se ajusta la operación de los componentes, excepto de aquellos que son exclusivamente mecánicos.

El sistema de circulación es el circuito que regula el desplazamiento de los fluidos de transferencia de calor. Estos fluidos irán desde la caldera hasta el sistema de calefacción. La entrada es proporcionada por una bomba que obliga a su circulación por este sistema o circuito, pasando por los elementos encargados de radiar el calor, para finalmente volver a la caldera y empezar el ciclo nuevamente.

Además la salida dispone de un vaso de expansión que se encarga de mantener la presión del fluido estable.

El circuito del gasoil es imprescindible para conseguir la combustión. El gasoil es transportado desde su tanque hasta la máquina.

Una vez vaporizado el gasoil, el quemador se encargará de su combustión. Esta se realiza gracias a la descarga eléctrica provocada entre dos electrodos, aquí se provocará una chispa. El quemador está compuesto de una serie de boquillas dispuestas uniformemente para conseguir que el flujo del combustible sea regular y omogéneo. Más tarde se provocarán las llamas dentro de la cámara de combustión para calentar el fluido.

El intercambiador de calor es el aparato encargado de transmitir el calor generado en la combustión previo dentro de la cámara de combustión al fluido encargado de la transferencia del calor por el circuito de calefacción. En la práctica el medio de transferencia de calor a temperatura ambiente es empujado por el circulador hacia el intercambiador de calor, donde se calienta y continua su recorrido hacia el circuito externo de destino (calefacción o agua caliente sanitaria).

caldera de gasoil

Que caldera elegir

Se diseñan generalmente en dos tipo básicos:

  1. Con depósito de almacenamiento por separado
  2. Con función de calderas

Los modelos con calentadores incorporados son generalmente para el uso familiar y difieren de aquellos con tanque de almacenamiento por separado. Especialmente, estos últimos tienen un mayor tamaño debido a que el hervidor de agua se inserta en el generador de calor. El quemador de estas es casi siempre con aire inyectado, además el combustible es insertado a partir de una pequeña bomba que extrae el gasoil de un tanque, generalmente en una estancia contigua, para más tarde realizar la mezcla entre el combustible y el aire que permitirá una mejor combustión.

Uno de los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de elegir una de estas, es el hecho de que necesita más espacio que una de gas combencional, para almacenar el gasoil. Si usted no tiene problemas de espacio puede convertirse en su primera elección.

A la hora de elegir el combustible más adecuado, hay que tener en cuenta que el diesel convencional puede contener impurezas que empeoren su combustión con el aumento de consumo correspondiente. Por eso es importante elegir gasoil para calefacción apropiado para intentar mejorar el mantenimiento de estos aparatos.

Por ende, estas suelen necesitar unos mantenimientos más cercanos en el tiempo que una de gas natuaral. Por lo que este hecho también se puede convertir en una razón a tener en cuenta antes de elegir la más adecuada para nuestro hogar.

Finalmente, debido al aumento del precio de los combustibles derivados del petroleo de los últimos años, el gasto en la factura de la calefacción puede ser más elevado que en el caso del gas natural. Pero siempre se puede intentar conseguir precios más reducidos en el combustible ya que se compra por adelantado y si el espacio nos lo permite podemos disponer de un tanque lo suficientemente grande como para beneficiarnos de descuentos por compras de grandes volúmenes.

Que caldera de gasoil es mejor

Para resumir todo lo que hemos visto sobre el gasoil y el gas natural, podemos tener en cuenta la tabla que hay a continuación con los aspectos más destacados de cada una. Por último, la elección final, dependerá del resumen global de cada uno de los aspectos de cada uno de los tipos. Igualmente, si no está seguro de que es lo que más le conviene, no dude nunca en ponerse en contacto con un profesional de la calefacción para pedirle ayuda en su decisión.

Gasoil Gas Natural
Menor coste del combustible diesel Combustible más limpio
Mayor seguridad Mayor comodidad
Alto grado de calor en el combustible Instalaciones y mantenimientos más económicos

Deja un comentario